fbpx

Sistemas de protección eléctrica: Todo lo que debes saber sobre ello

Protección eléctrica. Hoy en día, ninguna empresa se puede permitir que sus sistemas eléctricos y equipos electrónicos funcionen sin una adecuada protección eléctrica frente a potenciales peligros causados por sobretensiones transitorias, que son ocasionadas por problemas en el suministro eléctrico.

Lamentablemente, todavía la red eléctrica no es 100% fiable: aunque las compañías eléctricas inviertan continuamente en la mejora de sus redes de distribución, hay factores externos (inundaciones, accidentes, etc.) que influyen directamente en la calidad del suministro.

Todos los avances conseguidos en tecnología y electrónica pueden convertirse en inútiles ante un gran problema que puede afectar tanto a empresas de cualquier tamaño como también a usuarios domésticos. Nos referimos a un corte de electricidad. Sin electricidad, cualquier dispositivo eléctrico dejará de funcionar, comportando al mismo tiempo costes reales, trabajo perdido e incluso daños físicos a su hardware.

Es por tanto una evidencia, que ninguna empresa puede permitir que sus equipamientos IT funcionen sin una adecuada protección frente a posibles cortes y/o microcortes eléctricos. 

La protección eléctrica ofrece condiciones adecuadas de seguridad para las personas, la propiedad y los equipos, evitando al mismo tiempo costes reales por inactividad, caída del sistema IT, daños físicos al hardware, etc.

Los diferentes tipos de protección eléctrica que podemos encontrar en nuestro lugar de trabajo desempeñan un papel crítico y vital en todo tipo de contextos. La seguridad en proyectos en los que la electricidad es importante debe ser un asunto tomado con extrema seriedad, más aún si nos proponemos tratar con instalaciones eléctricas en entornos de especial peligrosidad.

protección eléctrica

Las pérdidas económicas a causa de accidentes y sobretensiones pueden considerarse por sí solas si no hay reclamaciones legales o de las compañías aseguradoras respecto a la protección de las personas.

Éstas son algunas de las consecuencias que sufren las empresas por la falta de un sistema de protección adecuado:

  • Averías en ordenadores y servidores
  • Averías en el sistema de telefonía
  • Averías en los sistemas de detección y aviso de incendios
  • Averías en los sistemas de vigilancia (alarmas antirrobos)
  • Averías en ascensores y accionamientos de puertas y persianas
  • Avería en el sistema de calefacción
  • Averías en sistemas electrónicos de audio y vídeo
  • Averías en electrodomésticos
LO QUE SUPONE:
  • Gastos por tiempo de inactividad
  • Pérdida de datos
  • Parada de producción
  • Estado de inaccesibilidad (internet, teléfono, etc.)
  • Averías en ascensores y accionamientos de puertas y persianas
  • Gastos de reparación
  • Gastos por avería o falsa alarma de las instalaciones antirrobo y antiincendio

¿Qué tipo de protección eléctrica podemos encontrar?

Para que una instalación sea segura, debe contar con la oportuna protección eléctrica para salvaguardar la integridad de personas, entornos, bienes y componentes eléctricos. Básicamente, están representadas por los siguientes dispositivos:

  • Tomas de tierra: La misión principal de las tomas de tierra, es la de evitar que se produzcan derivaciones de corriente hacia elementos que estén en contacto directo con el entorno y así disminuir las posibilidades de descargas indeseadas a causa de fallos en otros sistemas de aislamiento. Son un tipo de protección eléctrica destinada principalmente a evitar electrocuciones, consisten en la puesta a tierra de todas las masas metálicas que lleva una instalación mediante varios elementos conductores y una toma que disipa la corriente en el terreno, por lo general estas tomas son placas o barras.

  • Interruptores y relés: Los interruptores son componentes que cuentan con una vasta cantidad de dispositivos. Su misión también es la de evitar electrocuciones, como hacen las tomas de tierra y a la vez, sirven para impedir que se produzcan cortocircuitos, sobrecargas, daños en el circuito eléctrico y/o en sus componentes. Sirven para cualquier tipo de instalación, aunque su uso es mucho más recomendable para entornos adversos.

  • Otros protectores y aislantes: Éstos protegen los distintos componentes eléctricos de las instalaciones y lo aíslan de su entorno más inmediato, protegiéndolos del efecto de agentes externos, así como de golpes e impactos. De esta forma evitan que cualquier persona pueda entrar en contacto directo con ellos, con el consiguiente riesgo para la salud que ello supone. Algunos componentes protegidos contra polvo, agua y humedades con un alto nivel de protección son los armarios precableados de alta resistencia, las tomas de corriente, las clavijas, los interruptores y las bases de enchufe estancas. 

En Securitech, diseñamos, implementamos y brindamos mantenimiento a Sistemas de Eléctricos, tales como: tableros de distribución, sistema de puesta a tierra y sistema de luces de emergencia. Nuestras soluciones, así como nuestros productos, están respaldados con sus debidas certificaciones bajo las normativas NPFA 70 y el Código Nacional de Electricidad, las cuales garantizan la funcionalidad y el óptimo desempeño. Conoce más de ellos aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat